Técnica de colocación de azulejos

Antes de empezar a colocar los azulejos  es importante tener una buena preparación de la pared donde van a ser colocados. Para que el resultado sea satisfactorio tenemos que tener en cuenta algunos aspectos como rodear los obstáculos de la pared y la aplicación del cemento.

Existen diferentes tipos de cementos y herramientas para aplicarlo. En la imagen de abajo podemos ver una de las más comunes; la llana dentada, también llamada peine por el acabado de sus lados.

A la hora de colocar los azulejos, es aconsejable dejar un espacio entre ellas para la dilatación del material. Estas son las llamadas juntas.

¿Por qué es tan importante esta técnica?

Aplicándola evitaremos que se caigan las piezas. Cuando los azulejos experimentan pequeñas dilataciones como consecuencia de la absorción de la humedad, con el paso del tiempo, puede causar el abombamiento y la caída de baldosas.

La distensión de un azulejo es insignificante pero, en un área grande, hay que tener en cuenta que se va sumando la expansión de cada pieza, llegando a un milímetro de dilatación por metro cuadrado. Por eso, es necesario que entre los azulejos haya pequeñas juntas cuya misión es ir absorbiendo la dilatación y evitar los desperfectos, así el mínimo descalibre que pueda existir.

 

Fuente: Es Mi Hobby