Diferencias entre pavimento gres y porcelánico

En el artículo anterior hablamos sobre los dos tipos de pasta que existen, la PASTA BLANCA y la PASTA ROJA. Esta vez vamos a ver las diferencias entre un pavimento de GRES y uno PORCELÁNICO.

¿Qué es el gres?

Es un tipo de pavimento de pasta cerámica formada por arcillas naturales, fabricado por la técnica de monocción, proceso en el cual la arcilla y el esmalte son cocidos al mismo tiempo. Puede ser fabricado tanto en pasta roja como en pasta blanca.

También recibe el nombre de gres esmaltado, y es debido al proceso de fabricación que siguen las baldosas. El proceso de esmaltado es cuando se añade por encima del bizcocho principal de la pieza cerámica una capa que sirve para adornar el producto y ponerle los colores, acabados y texturas.

Todos los productos de gres siguen este sistema productivo.

Algunas de sus principales características son:

– Absorción al agua baja o media-baja.

– Fabricación en cualquier color.

– Los bordes pueden ser biselados o rectos.

– Los tamaños más habituales son cuadrados y rectangulares.

– Precio económico.

– Fácil colocación.

¿Qué es el porcelánico?

Es un pavimento prensado en seco o, en menor cantidad, fabricados por monococción. A diferencia del gres, las baldosas porcelánicas pueden ser extrudidas, no esmaltadas o esmaltadas.

Algunas de sus principales características son:

– Absorción al agua muy baja.

– Compacto, antideslizante y muy resistente.

– Resistente a los cambios bruscos de temperatura.

– Puede imitar cualquier material natural como la piedra, mármol, granito, madera, etc.


DIFERENCIAS EN DIFERENTES ASPECTOS

COMPOSICIÓN MATERIAL

La principal diferencia es que el porcelánico tiene menor absorción de agua/humedad y es más resistente y duradero.

USO

Aunque ambos productos se suelen utilizar en los mismos sitios, para una mayor durabilidad es mejor optar por productos porcelánicos.

Para interiores se pueden utilizar tanto gres como porcelánico. Se recomienda pavimento porcelánico para terrazas exteriores, zonas húmedas, zonas de alto tránsito y fachadas, por su resistencia y por lo tanto mayor aislamiento, sobre todo en zonas de bajas temperaturas.

PRECIO

Esta es una de las diferencias más importantes. Por regla general, el pavimento porcelánico suele ser más caro que el gres, ya que la materia prima que se utiliza para la fabricación del porcelánico es importada.

COLOCACIÓN

El gres es mucho más rápido y fácil de colocar lo que sumado a que el propio material es más barato y el tipo de cemento-cola utilizado también, la colocación es más económica.

Cualquier obra o reforma hecha con gres nos supone un ahorro tanto de dinero como de tiempo. Pero en el largo plazo puede requerir mayores complicaciones y posibles roturas de piezas si éstas no están bien colocadas por profesionales.


CONCLUSIÓN

No podemos decir si uno es mejor que el otro, todo depende del uso de la estancia donde se va a colocar y el dinero que estemos dispuestos a gastar. Las mejores personas que le pueden ayudar en su decisión son aquellas que trabajan en establecimientos especializados o profesionales del sector.